martes, 2 de marzo de 2010

Sin blancos para Hernan

"Nunca miras donde te veo" dijo, viendo donde ella no miraba, sin darse cuenta que caminaba los mismos pasos que ya habia caminado antes y que nunca pensó que caminaría nuevamente; volvió los ojos hacia donde la creía, no la encontró, giró otra vez y, al sentirla gritó: "Porque mierda siempre estás donde no te encuentro!". Se tomaron del brazo y se alejaron golpeando alternativamente sus bastones cautos.
Piso pared, piso pared, piso pared.

8 comentarios:

tomasuncafe dijo...

inevitable destino de la luz esquiva de a dos con anteojos,
un abrazo

Anónimo dijo...

nunca estas donde te encuentro, sera esto del otro lado y yo a mitad de lados
Valeria

Mercedes dijo...

¿Será una historia de amor marcada por el rítmico latido del piso pared?

Gregorio Omar Vainberg dijo...

Dos con anteojos negros en la oscuridad de los túneles.

nunca estás donde te encuentro, es casi un desencuentro


No deja de ser una historia de amor, ya que se fueron juntos y del brazo...

Mar dijo...

Difícil reencuentro, pero se produce. No hay barreras para el amor si uno lo busca y lucha.
Un saludo.

Inuit dijo...

Pienso que el no encontrarse y tener que hacer el esfuerzo,es estar en ondas vibratorias diferentes. Vibrar en la misma tesitura es un tema de almas, entonces intuyes su camino, su lugar, su presencia.
Inuits

Liliana dijo...

ayyyyyyyyyyyyy.......qué triste!!!!

=(

Anónimo dijo...

triste mesmo e nao ser verdadeiro e nao se entregar verdadeiramente para o amor. e ficar no silencio morbido.