domingo, 24 de enero de 2010

II

Cuando la herida sangra
o la pared
no es el oro el que reluce.

4 comentarios:

SUSURU dijo...

no es oro....
es dolor que grita?

besos

-Pato- dijo...

¿Reluce agua salada?

Me ha gustado tanto tu blog...Lástima que no sea capáz de escribir hoy ninguna polindrómica palabra.

Besos.

Rayuela dijo...

es el alma
rota
y
sangrante*

Liliana dijo...

=(